Cabecera
Alimentación saludable
LA CARNE DE CERDO Y EL DEPORTE
Los deportistas, debid... +
LA GRASA DE LA CARNE DE CERDO
La grasa es el compone... +
NUTRICIÓN Y ENVEJECIMIENTO SANO (PARTE I)
Para poder seguir mant... +
ALIMENTACION INFANTIL (PARTE III)
Etapa preescolar y esc... +
EL CERDO Y LA ALIMENTACIÓN DE LOS MAYORES
Los avances en las con... +
EL PAPEL DE LA MEDIA MAñANA Y LA MERIENDA (I)
La distribución de la ... +
ALIMENTACION INFANTIL (PARTE II)
Primera infancia
+
NUTRICIÓN Y ENVEJECIMIENTO SANO (PARTE II)
c.    A... +
ALIMENTACIÓN INFANTIL (PARTE I)
El crecimiento y el de... +
CARNE DE CERDO, UNA DE LAS MáS SALUDABLES
La carne de cerdo, de ... +
Colabora:
Ver colaboradores
imagen

NUTRICIÓN Y ENVEJECIMIENTO SANO (PARTE II)


c.    Aporte de grasas.

El ganar años no implica ganar grasa, aunque sí es cierto que la reducción del gasto energético puede aumentar las reservas de grasa. Las recomendaciones en cuanto a la cantidad de grasa que necesita un adulto mayor en su dieta son prácticamente las mismas que cualquier otro adulto.
Es decir, que entre un 30% y un 35% de la energía total que necesita, la aporte la grasa, predominando la grasa insaturada sobre la saturada.
Debido a esto, es necesario buscar alimentos que no abusen del contenido graso, como las carnes magras.
Encontramos una gran cantidad de piezas de carne magra en el sector porcino, que además presentan una mayor proporción de grasas insaturadas que el resto de carnes rojas.


d.    Aporte de hidratos de carbono.

Son imprescindibles en toda dieta equilibrada, ya que son la principal fuente de energía. Es preferible incluir hidratos de carbono complejos y limitar la entrada de azúcares simples. Sobre todo, es necesario recordar que se debe ingerir diariamente entre 20 y 35 gramos de fibra.








Fuentes: AICE y Revista “Carne de cerdo y Alimentación saludable”

Política de privacidad Bases de la promoción