Cabecera
Alimentación saludable
LA CARNE DE CERDO Y EL DEPORTE
Los deportistas, debid... +
LA GRASA DE LA CARNE DE CERDO
La grasa es el compone... +
NUTRICIÓN Y ENVEJECIMIENTO SANO (PARTE I)
Para poder seguir mant... +
ALIMENTACION INFANTIL (PARTE III)
Etapa preescolar y esc... +
EL CERDO Y LA ALIMENTACIÓN DE LOS MAYORES
Los avances en las con... +
EL PAPEL DE LA MEDIA MAñANA Y LA MERIENDA (I)
La distribución de la ... +
ALIMENTACION INFANTIL (PARTE II)
Primera infancia
+
NUTRICIÓN Y ENVEJECIMIENTO SANO (PARTE II)
c.    A... +
ALIMENTACIÓN INFANTIL (PARTE I)
El crecimiento y el de... +
CARNE DE CERDO, UNA DE LAS MáS SALUDABLES
La carne de cerdo, de ... +
Colabora:
Ver colaboradores
imagen

ALIMENTACION INFANTIL (PARTE II)


Primera infancia

Es el inicio del aprendizaje de los hábitos alimentarios del niño, que toma como modelo a su familia. Comienzan a definirse empezando a fijar sus gustos alimentarios, preferencias y aversiones. Los requerimientos nutricionales del niño varían en función de su actividad física a partir de un año. Las necesidades energéticas oscilan alrededor de las 100 Kcal. por cada kg. de peso. En esta edad se recomiendo incluir 1,2 gramos de proteína por kg. de peso y día. Esta cantidad va aumentando a lo largo de todo el crecimiento del niño. Para cubrir estas necesidades es necesario recurrir a fuentes de proteínas de alto valor biológico. En este sentido, la carne de cerdo es perfecta por la excelente calidad de la proteína aportada, que junto con el hierro hemo aportado, es imprescindible en la dieta infantil hasta la adolescencia. Las necesidades de calcio, fósforo, zinc y flúor, son elevadas, al igual que de hierro, fáciles de alcanzar siguiendo una alimentación variada que incluya carne. A la hora de buscar una fuente de hierro hay que tener presente la biodisponibilidad del mismo, es decir, la proporción contenida en el alimento que puede ser aprovechada por el organismo.

En los alimentos de origen animal la biodisponibilidad del hierro es superior a los alimentos de origen vegetal. Sin la inclusión de alimentos animales en la dieta sería más difícil alcanzar los requerimientos de hierro. En este contexto, la inclusión de carne magra de cerdo es adecuada en esta edad, ya que además de su interesante contenido en minerales, su textura tierna la hace idónea para la masticación del niño en esta edad.


Fuentes: AICE y Revista Carne de cerdo y Alimentación saludable
Política de privacidad Bases de la promoción